Energía de activación: De la idea a la ejecución

Tiempo de lectura: 5 minutos
Es más fácil tener ideas innovadoras que innovaciones exitosas. Convertir posibilidades abstractas en soluciones tangibles requiere mucho esfuerzo. Toda nueva idea requiere energía de activación para convertirse en realidad y no quedarse en el mundo de las buenas intenciones.
¿Qué es la energía de activación?
 
En química, la energía de activación (Ea) es el aporte de energía inicial necesario para que una reacción ocurra. Por ejemplo: El calor requerido para iniciar fuego.

«Para que las reacciones químicas se lleven a cabo deben romperse algunos enlaces químicos de los reactivos para que puedan formarse los enlaces nuevos de los productos. Para que los enlaces lleguen a un estado que les permita romperse, la molécula debe retorcerse (doblarse o deformarse) en un estado inestable denominado estado de transición. El estado de transición es un estado de alta energía y debe añadirse una cantidad de energía – la energía de activación – para que la molécula lo alcance».

- Khan Academy
Aplicando el concepto de energía de activación a creatividad e innovación. 
 
Así como en el mundo de las reacciones químicas se requiere energía inicial para llevar a las moléculas a un estado de transición donde lo nuevo pueda ocurrir, en el mundo de la innovación se necesita energía inicial para romper la inercia del statu quo y lograr traducir las ideas abstractas en soluciones tangibles. Si para iniciar el fuego se necesita calor, para hacer que las ideas sucedan se requieren 3 tipos de recursos: tiempo suficiente, talento correcto e inversión inicial.
1. TIEMPO SUFICIENTE

«Un calendario ocupado destruirá tu habilidad de hacer grandes cosas».

- Naval Ravikant
El tiempo es el recurso más escaso. Nuestras agendas están siempre saturadas atendiendo lo actual y nunca tenemos tiempo para crear lo nuevo. Si esperas a tener tiempo para llevar tu idea a la realidad jamás sucederá, debes hacer tiempo.
¿Cómo podemos hacer tiempo?
  • Deja de hacer cosas irrelevantes: Analiza si todo lo que estás haciendo tiene sentido o si estás haciendo algunas cosas por inercia. Deja de hacer aquellas cosas que no te aportan ningún beneficio y que únicamente te desgastan.

 

  • Elimina o reduce distracciones: Decimos que no tenemos tiempo nada pero en promedio dedicamos 4.5 horas diarias al entretenimiento digital. Identifica en qué tipo de distracciones se te va la vida y utiliza parte de ese tiempo para tangibilizar tu idea. 

 

  • Empieza más temprano: La forma más directa de hacer tiempo es simplemente empezar cuando otros siguen durmiendo. Además durante las mañanas existen menos distracciones por lo que es más sencillo enfocarse. 

 

  • Bloquea tiempo en tu agenda: Lo que no está en el calendario, simplemente no sucede. El problema es que nuestro calendario está 100% ocupado en resolver los retos del día a día y nunca hay tiempo para construir lo nuevo. Para darle la vuelta a esta situación bloquea todas las semanas 2 o 3 horas para hacer que lo nuevo suceda. 
2. TALENTO CORRECTO.
 
Para pasar de la idea a la innovación es necesario orquestar diferentes habilidades y capacidades.  Tu talento es valioso pero limitado, es muy poco probable que seas capaz de llevar tu idea a la realidad completamente en solitario.

«La innovación es un deporte de equipo».

- Matt Ridley
Si quieres contar con el talento correcto para llevar tu idea a la realidad considera los siguientes 3 principios de Scott Belsky autor de Making ideas happen y The messy middle.

a) Iniciativa:

«La iniciativa es contagiosa, la experiencia no. Un principio común entre fundadores exitosos es contratar iniciativa por encima de experiencia. La falta de experiencia usualmente está acompañada por la falta de sabiduría convencional, lo cual ayudará a tu equipo a pensar diferente y estimulará su curiosidad por aprender. En caso de que necesitas contratar expertos asegúrate que su motivación sea el deseo de aprender y no el deseo de dar la respuesta más rápida».

- Scott Belsky | The Messy Middle.
b) Diversidad.

«La innovación sucede en la frontera de la razón, y no puedes llegar a esta frontera con un equipo de gente similar. Los mejores equipos están compuestos por talento extraordinariamente diferente. Entre más diferente sea tu equipo, más innovadora será tu solución. La diversidad en género, raza, orientación sexual y visión política es necesaria para cubrir el terreno máximo de posibles perspectivas para resolver cualquier tipo de problema que emerga durante la ejecución de una idear».

- Scott Belsky | The Messy Middle

«La innovación surge de yuxtaposiciones poco probables»».

- Nicholas Negroponte.

b) Resiliencia. 

«Los profesionales en realidad son amateurs que saben como recuperarse de los errores y de la adversidad».

- Kevin Kelly

«Construye un equipo de gente que haya superado retos sustanciales en sus vidas. Esto aportará fortaleza y tolerancia al ADN de tu equipo. Características como la valentía, la tolerancia a la ambigüedad, resiliencia y la urgencia de probarse a uno mismo son motivadores más poderosos de desempeño que un par de años más con un título o puesto de trabajo».

- Scott Belsky | The Messy Middle.
3. INVERSIÓN INICIAL.
 
Tarde o temprano toda idea necesita inversión para convertirse en innovación. La cantidad de dinero no es garantía de éxito, pero la falta de un presupuesto para experimentar es garantía de fracaso. Las ideas necesitan recursos económicos para convertirse en prototipos y después en desarrollos. Conozco personas muy creativas cuyas ideas nunca ven la luz del día porque simplemente no están dispuestos a invertir en ellas. Simplemente no se atreven a poner su dinero donde está su boca. 
 
Los innovadores más exitosos no titubean cuando se trata de invertir recursos propios para lograr sacar a sus ideas del mundo de las buenas intenciones y llevarlas al mundo real. Cuando inviertes tus propios recursos, el compromiso con la ejecución de la idea se incrementa y esto genera confianza para que otros decidan sumarse a tu proyecto con inversiones adicionales.   
 
Dos tips para invertir en tus ideas:
 
1. No te enfoques en cantidad de dinero, enfócate en tener un presupuesto seguro para llevar tu idea a la realidad, es decir, un presupuesto que no desaparezca de la noche a la mañana por causas a ajenas al proyecto.
 
2. Invierte tu dinero gradualmente, primero en experimentos y simulaciones sencillas que te permitan aprender si tu idea realmente tiene potencial para convertirse en una idea exitosa y después en el desarrollo de una primera versión lo suficientemente valiosa para que alguien se interese en ella. 

Conclusión:

Las ideas no se convierten en realidad por sí mismas. Son como una reacción química que únicamente suceden si se les aplica la energía de activación necesaria. El principal responsable de aportar esta energía inicial eres tú. 

Los soñadores amateurs tienen buenas ideas pero son incapaces de concretarlas. Los soñadores profesionales se dan el tiempo suficiente para traducir sus ideas en realidad, son capaces de sumar al talento correcto al proyecto y no tienen miedo de poner su dinero donde está su boca. 

Si quieres recibir tu dosis semanal de

inspiración para crear, déjanos tus datos. 

(Prometemos nunca mandarte spam).

Carlos Álvarez (Mara)

Carlos Álvarez (Mara)

Socio de RedBox y fundador de Inspiración para crear.
Inspiración para crear